DIETA PALEO VS DIETA OCCIDENTAL

dieta de las cavernas

¿SIRVE EL RÉGIMEN ALIMENTICIO DE LOS HOMBRES RECOLECTORES Y CAZADORES DE HACE 10.000 AÑOS ATRÁS EN ESTE MUNDO GLOBALIZADO?

Todo el mundo no es igual, tenemos características fenotípicas diferentes, culturas e ideologías completamente disparejas como muchas otras cosas que nosotros como simples individuos de un grupo social no puede cambiar. Esto es igual a nuestro metabolismo.

El desarrollo de la agricultura abrió caminos a muchos nuevos fenómenos económicos, políticos, sociales y alimentarios que actualmente siguen transformando nuestra realidad.

Ahora la pregunta es: ¿Qué determina que lo que consumes actualmente representa una dieta balanceada, sana que te permitirá tener una vida longeva o en tal caso te evitará padecer futuras enfermedades degenerativas o mortales como el cáncer? Vivimos en un mundo occidental donde el hombre representa un consumidor más y el valor monetario vale mucho más que las miles de vida que entregan su régimen alimentario a las grandes instituciones de salud, farmacéuticas o en tal caso a nuestra cultural en general.

En 10.000 años con la revolución de la agricultura no ha sido suficiente tiempo de evolución y cambio de nuestro metabolismo, seguimos teniendo un hígado paleolítico o neolítico.

En ese tiempo no existía la idea de alimentarse “balanceadamente” como nos vienen enseñando con la  pirámide nutricional o en tal caso con la nueva versión de mi plato (my plate), que por cierto fue inaugurada por una agencia no encargada de cuidar tu salud sino es encargada de proteger la agricultura en los Estados Unidos.

En cualquiera de las dos versiones de una alimentación “sana”, esta tabla no nos explica que parte de esos alimentos que consumimos inconscientemente, son los mismo que alimentan a los cerdos, porque con los granos se alimenta a los cerdos (granos que están rociados de productos químicos), con el maíz se produce el hígado grado del ganso que usamos en el Foie gras o pate. Este es un simple ejemplo y comparación a lo que estos productos influyen en nuestro organismo, de ellos se producen la diabetes o enfermedades como la hipertensión o el cáncer, son productos transgénicos que están provocando el descontrol de nuestro metabolismo.

Hemos estado evolucionado durante 2.000.000 años pero solo cultivamos desde hace 10.000 años.  Asi que nuestro cuerpo ha sido diseñado para comer como él (hombre  paleolítico) comía. Entonces,

¿Qué alimentos entran dentro de la dieta paleo?

Vegetales, frutas, semillas, carnes magras, pescados, huevos, pollo y no productos procesados como legumbres, cereales, pastas, harinas,  productos lácteos.

La dieta paleo es en realidad que cosa no comer, nada más. Puedes comer lo que quieres, cuando quieras, como quieras, básicamente es comer como un animal, que es cuando tienes hambre. Este régimen te brinda poner tus cartas en la mesa y conocer la composición de tus comidas.

Solo tomando la primera iniciativa de eliminar los cereales (el gluten), los aceites industriales comerciales y los azucares ya  te sentirás bastante mejor que la mayoría de la población.

Pero espera un momento, ingerimos esta comida procesada, deliciosa, adictiva que tantas veces las propagandas y los medios sociales y mediáticos nos han metido entre cejas y cejas que no producen ningún mal ¿entonces?; El problema principal de estos alimentos es que desde el primer  bocado ya empezaron a dañar nuestra salud, en pequeñas escalas y en diferentes intensidades para cada individuo. Hay evidencia que conecta los lácteos o granos con enfermedades como artritis, reuma, diabetes tipo 2, colon irritable, cáncer, enfermedades celiacas entre otras muchas más.

El ser humano está adaptado a vivir en la naturaleza y comer natural.  Es la alimentación una de las cosas que más impacta en nuestra salud.

La idea de esta dieta Paleo no es imitar a los cavernícolas, la idea no es comer carne todo el día, sino la idea central de este régimen es tomar a nuestros ancestros como referencias para maximizar la salud. Y te pregunto ahora a ti: ¿con que te estas alimentando?

Deja un comentario