NO A LA RUTINA, VOTA POR LA DIETA PALEO.

no a la rutina

Cuando hablamos de comer de una forma saludable, es importante conocer en que se basa esa dieta. Desde que las redes se revolucionaron con la aparición de la dieta paleo, o :

  dieta de los hombres de las cavernas.

muchos seguidores del estilo de vida fitness, crossfit o simples individuos que por su modo de vida o de salud comenzaron adoptar esta dieta, logrando asi reestructurar todo la simbología que entra con la adquisición de una práctica alimentaria.

Desde el simple hecho de ver con otros lentes el acto de comer, no como una actividad con horarios establecidos por el hecho de alimentarse, sino por simples modelos que la sociedad dominante ha dicho que se debe comer.

Es como la dieta paleolítica  rompe con las cadenas de la alimentación moderna y nos permite rencontrarnos con nuestros antepasados y su estilo de alimentación. La dieta paleo se basa en ingerir “grandes cantidades de proteína y grasa”, a partir de alimentos como la carne y el pescado, y en menor medida carbohidratos.

Es diseñada y puesta en práctica originalmente para mejorar la salud a través de

————————————–una alimentación más natural.———————————

adelgazar

Ahora la pregunta es: ¿Cómo empezar a hacer la dieta paleo?

La dieta debe ser comenzando cambiando todo lo que tengamos dentro del refrigerador, cambiando todo el sistema desde los desayunos, los almuerzos y también las cenas. Si te entusiasma entrar en este mundo, no te pierdas este post y conoce e inspírate en estos deliciosos platos para tus desayunos

  1. Huevos, verdura cruda y frutos secos. Con desayuno con mucha proteína que te dará las energías necesarias para comenzar con buen pie la semana. Con solo cocinar los huevos revueltos o a la plancha con un poco de aceite vegetal, medio pimiento pequeño, media zanahoria cruda, dos lonchas de salmón ahumado o un puñado de nueces.
  2. Pollo a la plancha con verduras. Una buena pieza de pollo, carne o pescado bien sazonado al gusto de la persona con verduras cocidas como espinaca, acelga o berro acompañadas con algunas semillas, será un plato completo balanceado y nutritivo.
  3. Tortilla de espinacas. Las tiras cómicas de Popeye nunca nos han mentido del gran valor nutricional y proteico de la espinaca, asi que no desaproveches este alimento y prepáralos con media cebolla, un tomate y 2 huevos batidos.
  4. Tartaletas dulces y saladas. La pregunta que se estarás haciendo, ¿no es que la dieta paleo no prohíbe las harinas? Bueno estos muffins, tartaletas o ponques no llevan ninguna harina procesada ni industrializada; solo necesitas si lo preparas dulces: mezclar en un bol un plátano machacado, dos huevos, dos cucharadas de frutos secos molidos y una cucharadita de canela. En el caso de las saladas, pela un calabacín y una zanahoria a tiras, corta un pimiento rojo a daditos y mézclalo todo junto con 2 huevos. Por último, añádele una pizca de sal. Todo al horno a 250º por 10-15 minutos y a comer.
  5. Crujiente de manzana: Para esta receta solo necesitas: 8 manzanas, 3 tazas de harina de almendra, 2 cucharaditas de canela, 3 cucharaditas de miel, 4 cucharaditas de aceite de coco, una pizca de sal, otra de nuez moscada y un limón exprimido. Cortas las manzanas a rodajas finas, las pones en un recipiente para horno y echas el zumo de un limón sobre las manzanas. En un bol aparte, mezclas el resto de ingredientes para el crujiente y esparces la mezcla sobre las manzanas. Horneas durante 50 minutos y listo.
  6. Dos huevos a la plancha con bacon (tocineta) que quedaran perfectos acompañados con un poco de rúcula, zanahoria y tomate.
  7. Leche de vegetal con fruta y semillas. Aprovecha el sabor y la dulzura que las frutas de la estación de tu país te brindan, además te ahorraras más dinero. Las semillas son a tu gusto y preferencia, desde quínoa, hasta linaza, ajonjolí, chía, etc.

Con este post no puedes decir que te quedas corto de ideas para tus desayunos.

Deja un comentario