¿Por qué se debe educar en valores?

educar en valores

¿Por qué se debe educar en valores?

¿Por qué se debe educar en valores?…

La respuesta a esta interrogante pareciera demasiado obvia pero lo mejor sería explanarla suficientemente para la necesaria internalización. Siendo que este es un tema que representa la base de sustentación del núcleo familiar y la formación ciudadana. Exponiendo de manera sencilla comenzaremos señalando que el valor es la cualidad que permite que alguien o algo sea apreciado. Es el deber ser en el hombre, esta cualidad lo impulsa a perfeccionarse, a buscar la excelencia. De hecho se manifiesta en las acciones que realiza. Se demuestra y se transmite como enseñanza mediante el ejemplo.

Los valores condicionan la racionalidad y la objetividad. De acuerdo a su nivel educativo, cultura, creencias el individuo asigna jerarquías. En consecuencia ese orden que se asigna al conjunto es lo que se conoce como sistema de valores.

Nuestra vida cotidiana y nuestras relaciones interpersonales se encuentran orientadas por una larga cadena de valores. Entre ellos destacan respeto, libertad, responsabilidad, solidaridad, equidad, honestidad, lealtad, constancia, paciencia, tolerancia, competitividad, perseverancia, amor, amistad, entre otros. ¿Puede usted imaginar una sociedad en la cual no existiera la aplicación de estos valores? Sería la barbarie absoluta.

Desarrollo de los valores

Reflexionando al respecto adquiere una dimensión particular el hecho de educar en valores de forma perenne al ser humano. El desarrollo de los valores es un proceso que implica la siguiente dinámica.

Captar el valor

es decir percibirlo, dejarse seducir por él. Esto gracias al clima afectivo el cual se expresa y que lo hace deseable y atrayente para la persona.

Preferir el valor

 es decir elegirlo, optar por él libremente. Esto supone la posibilidad de seleccionarlo entre múltiples alternativas. El verdadero valor surge de la reflexión cuidadosa de cada alternativa y sus consecuencias.

Adherirse al valor

apreciarlo considerarlo como valioso, disfrutarlo, estimarlo, respetarlo.

Realizar el valor

Reflejarlo en actitudes de vida, ponerlo en práctica en la cotidianidad.

Comprometerse con el valor

vivirlo de manera estable y persistente. Hacer de él una norma de vida.

Comunicar el valor

comunicar su vivencia, mostrarlo a otros con el ejemplo e inducirlos a actuar haciéndolo suyo.

Por tanto educar en valores no resulta una labor sencilla, sino más bien una tarea de persistencia y dedicación. Aunque resulte que cada individuo asuma una escala de valores diferentes. Ya que no todos nos comportamos igual ante las vivencias y los problemas de la vida. Además de darle prioridad a los valores de manera diferente. Resultando que las cosas no son valiosas por sí mismas, sino que tienen el valor que nosotros le damos. Entonces reconocemos que los valores son cualidades peculiares, que poseen ciertas cosas llamadas bienes. Tienen su origen en la relación que se da entre el sujeto valorante y el objeto valorado.

Cabe destacar que de la conducta humana se deriva un conjunto de valores provenientes de La conducta moral. Ya que todo acto humano implica el hecho de optar de entre varias alternativas posibles. Mostramos preferencia por uno u otro acto. Consecuentemente solo lo que tiene significación humana puede ser valorado moralmente.

Educar en Valores

Cuando hablamos de educar en valores nos referimos a la transferencia generacional del acervo cultural que recibimos de nuestros mayores. Lo que representa un verdadero legado que nos aportan nuestros padres, maestros, u otros seres importantes en nuestras vidas. Pues con ello iniciamos la formación en valores desde la familia y que luego complementamos con otros grupos sociales.

Por lo tanto podemos evidenciar los grupos sociales que influyen ampliamente en la educación de valores. Estos son, la familia, la escuela, medios de comunicación y el grupo de camaradas que varían según la edad. Por lo cual podemos inferir que el aprendizaje de valores se obtiene en el proceso de relacionamiento con los demás. Estableciendo que las relaciones interpersonales llegan a convertirse en el pilar del proceso de formación de los valores.

educa a tu hijoPor medio de los vínculos que concretamos con personas de mucha significancia en nuestra existencia. Básicamente en la familia como núcleo fundamental de la sociedad se vive el proceso de formación de valores. Se inculcan los valores fundamentales como el compartir, la solidaridad, la lealtad, el amor, la honestidad entre otros. Luego tenemos a la escuela como un instrumento de formación de valores.

Es el lugar donde el educador debe mantener una actitud transmisora de valores. Constituyéndose en lo más importante el ejemplo coherente entre lo que el docente dice y lo que hace. Ya que esto lo convierte ante sus alumnos en una persona creíble y significativa. La enseñanza en valores nos corresponde a todos, debemos hacerlo de manera eficaz con el ejemplo y con las palabras.

Curso online Educa a tu hij@ potenciando su inteligencia. AQUÍ

Finalmente podríamos resaltar la importancia de educar en valores. Esperando que sirvan como principios de actuación de cada individuo en sus interrelaciones con el mundo que le rodea. Contribuyendo con ello al logro de una mejor sociedad donde reine la solidaridad y la tolerancia.

¿Por qué se debe educar en valores?
Califica este articulo

Deja un comentario